Sunday, August 02, 2009

Todos tenemos un Luis Gómez


Me sorprende lo pequeño que es el mundo y no hablo sólo de mi pequeño mundo San Petrino, que si el mundo es un pañuelo, éste no es más que un moco. Hablo de las coincidencias, y más aún de aquellas que van tejiendo su red como telaraña hasta conectarse de formas inesperadas.

Creo en aquello de los seis grados de separación que mantenemos con cualquiera, pero más me sorprende no sólo estar tan cercanos por terceras personas con quienes ni conocemos; Si no en esas personas que sin pretenderlo afectan tu vida, pequeños actos que tienen efectos secundarios sólo visibles a quien pude ver el panorama completo.

Yo le llamo el curioso caso de Luis Gómez, Luis Gómez no es nadie y es todos, es un nombre común y una constante. Resulta que hace un par de años llegó a mi puerta Luis Gómez un chico de 18 años, hijo del Ing. Luis Gómez. Resula que Luis estaba en la prepa y tenía que hacer prácticas para su clase de orientación profesional en dos áreas de su interés. Su papá ingeniero civil y amigo de mis papás le daría trabajo en su despacho unas semanas y me había pedido que hiciera lo mismo con él. Con mi limitada experiencia de niñera adolescente lo acepté y le firmé sus horas, lo traje de rol por donde andaba y le expliqué a grosso modo de que se trataba y en donde se metía si decidía estudiar arquitectura... Le mandé una carta a su maestro explicando su desempeño y avalando sus horas de práctica y nunca lo volví a ver. Un año más tarde me habla el Sr. Daniel y su esposa por que querían que les cotizara unos trabajos, el proyecto que todos quieren, 400 m2 de construcción, casa-habitación interés residencial para 3 personas, un presupuesto generoso y bendita libertad creativa. Después de trabajar con ellos les pregunté que como habían dado conmigo, y resulta que su hijo era amigo de Luis Gómez y él me había recomendado. Who knows...Algo bastante improbable.

Otro día estando en el D.F. fui a cenar con unos amigos a un lugar que era nuevo y estaba lleno, no traíamos reservación. Cuando nos preguntan por la reservación estábamos a punto de resignarnos, cuando se acerca un mesero y nos dice: "La reservación de Luis Gómez?, pasen por aqui." Nos sentamos en la terraza y nunca llegó Luis Gómez a reclamarnos.
Hace poco me contacta una persona por que dió conmigo en el FB (aún no sé cómo) y quiere que le haga un proyecto, aún no sé si yo soy esa quien busca, pero busca al menos a mi némesis una Maru de Monterrey que al parecer hace lo mismo que yo, será a mí a quien busca o será mi otro yo. Y esa persona adivine: es Luis Gómez (otro Luis Gómez por supuesto.)

1 comment:

Paula y Manuel said...

Buenas... muy buen blog! Felicitaciones!!!

Te invito a que visites nuestro blog y que luego consideres darnos tu voto en la sección SOLIDARIOS.
Damos de comer a los jóvenes que viven en la calle y el premio redundaría en beneficio de ellos.
Gracias por tu valioso tiempo!!!

Paula y Manuel
www.elmacarronsolidario.blogspot.com